Los efectos de 1968 sobre la historiografía occidental

  • Carlos Antonio Aguirre Rojas

Resumen

Cincuenta años después de ese gran “acontecimiento-ruptura” que ha sido el simbólico año de 1968, resulta mucho más fácil tratar de medir y de comprender adecuadamente su verdadera y profunda significación. Porque con la distancia de estas cinco décadas transcurridas, es ahora más claro que 1968 es solamente el punto de concentración, y el reflejo más evidente y espectacular, de un momento más amplio de profundos cambios revolucionarios, que recorren prácticamente todo el planeta y que abarcan lo mismo a la gran Revolución Cultural china desatada en 1966 que al otoño caliente italiano de 1969, pasando obviamente por el célebre mayo francés, la primavera de Praga checoslovaca, la trágica masacre de los estudiantes y de la población mexicana en octubre de 1968, el breve ensayo de insurrección del “Cordobazo” argentino o los distintos movimientos de ocupación de instalaciones en Nueva York o Berkeley en los Estados Unidos, entre tantos y tantos otros.

393 vistas
Publicado
2018-11-13
Sección
Tribuna